27 nov. 2015

Lo que no sabes es que te he querido desde el momento en que tu mirada se fijó en mi camisa, de esa manera tan carnal y confusa, conjugada con el intercambio de palabras posterior, me hizo entender que era el principio de una historia que no sabia como acabaría.

Te evité en cuanto pude, las palabras nunca fueron mi fuerte y nunca supe describir la forma en que me sentía cuando estabas cerca , era otra, definitivamente me convertías en otra.

Tuvimos historias, paralelas y perpendiculares, separados, que de vez en cuando se cruzaban y tejían, y aunque trataba de evitarte, en el fondo siempre quise que esas historias en algún punto se ataran en un nudo.

Que no te parezca exagerado, siempre he sido algo intensa, contigo no he podido ser de otro modo, lastima que nunca lo hayas notado. Es un temor a conocer esa nueva faceta de mi que solo surge cuando estas conmigo.

Tal vez dentro de unas horas huya, y me niegue a mi misma que entre nosotros siempre hubo "algo" aunque no fuimos "nada". Tal vez estoy en busca de otros amores para asegurarme de que tu seas el ultimo. Tal vez y solo tal vez sacaré un día el valor para decirte la corriente de sensaciones que me ocurren cuando sin querer y con esa forma de querer, haces el intento de tocar mis manos.

Tal vez nos conocimos de una forma carnal y confusa, pero lo que no sabes es que te seguiré queriendo... aunque tal vez nunca me quites la camisa.