23 ago. 2011

Una mujer viste para salir de noche;
vestido corto, lentejuelas plateadas

cuyas curvas pronunciadas parecen infinitas

El negro que ajusta a la tela en su cuerpo

el misterio con que se revela el vaiven de su pelo

Ella se parece a la misma noche

asi tan callada, fria y sumisa

con un vestido que hace perderse como el universo

con lentejuelas que no solo quieren alumbrar la noche

parecen estrellas, dan ganas de contarlas

Ella es tan infinita, intrigante y traicionera

incita a descubrirla y te atrapa en su penumbra

te envuelve, te roba suspiros

y los deposita en su falda

Es justo al final de cada noche

que ella vuelve a la vida.