26 dic. 2015

Los tomates también hacen llorar

A él si le importaba saber lo que ella pensaba de aquello que él le había escrito aquel sábado en la mañana, justo una semana antes de ella partir. Pero para evitar mas palabras, prefirió decirle a ella que no comentara nada al respecto. Ella lo respetó.

- Acabo de escribirte algo. Una vez lo leas, no me hagas referencias sobre lo leído. ¿Si? 
- Entendido. - Respondió ella.

Ella procedió a lavarse las manos y secarselas con cautela. Leer las cosas que él escribía era un ritual, de tiempo, concentración y sentimientos. 

Respiró profundo y empezó a leer... Mientras iban avazando las lineas, sentía que los pequeños trozos dentro de ella se iban quebrando en pedazos aun mas pequeños. Por su mente pasaron los escenarios de los momentos que con intensidad habían vivido en las últimas semanas se arrepintió de las palabras que había dicho, del tiempo que parecía detenerse junto a él, y por ese instante aborreció toda la admiración que pudo sentir por él como escritor. 

Él estaba terminando con ella, sin siquiera haber empezado. Ella se lo temía, temía enamorarse y que pasase eso. La noche antes ella le había dicho:

- He soñado contigo - a lo que él solo le dio las gracias. 
- No creo que sea para dar gracias, es algo del subconsciente, ¿No quieres saber lo que he soñado? - 
El le dio una negación a aquella pregunta.

Ella se mordió los labios, y sus sueños de vida junto a él se los guardo para si misma. Repasó mentalmente aquel largo abrazo en el parque, aquellas palabras de magia, el momento que le mostró el lunar de su seno, y la noche que cerca de su pecho se sintió viva de nuevo. Se consoló con la idea de que los sueños se quedan en silencio para poder cumplirse. 

Sin embargo, ese sábado en la mañana. Él le decía que "lo había vivido antes" y  que sabia como terminaría todo entre ellos. 

Ella termino de leer, con el pecho apretado para no dejar caer las piezas, caminó a la cocina, y como él lo había pedido, trató de actuar como si nada hubiese pasado. Tomó la tabla de picar y sobre ella empezó a cortar con cuidado los tomates. Cuando sintió que sobre su pecho no cabía mas presión, todo se transformó en lagrimas que fueron saliendo sin disimulo.

Alguien mas entró a la cocina y le escuchó decir:
- ¿Te pasa algo? ¿Por que lloras? -

A lo que ella, luego de unos segundos de silencio y sin levantar la vista contestó:

- Perdona, es que a mi cortar tomates me hace llorar. 

27 nov. 2015

Lo que no sabes es que te he querido desde el momento en que tu mirada se fijó en mi camisa, de esa manera tan carnal y confusa, conjugada con el intercambio de palabras posterior, me hizo entender que era el principio de una historia que no sabia como acabaría.

Te evité en cuanto pude, las palabras nunca fueron mi fuerte y nunca supe describir la forma en que me sentía cuando estabas cerca , era otra, definitivamente me convertías en otra.

Tuvimos historias, paralelas y perpendiculares, separados, que de vez en cuando se cruzaban y tejían, y aunque trataba de evitarte, en el fondo siempre quise que esas historias en algún punto se ataran en un nudo.

Que no te parezca exagerado, siempre he sido algo intensa, contigo no he podido ser de otro modo, lastima que nunca lo hayas notado. Es un temor a conocer esa nueva faceta de mi que solo surge cuando estas conmigo.

Tal vez dentro de unas horas huya, y me niegue a mi misma que entre nosotros siempre hubo "algo" aunque no fuimos "nada". Tal vez estoy en busca de otros amores para asegurarme de que tu seas el ultimo. Tal vez y solo tal vez sacaré un día el valor para decirte la corriente de sensaciones que me ocurren cuando sin querer y con esa forma de querer, haces el intento de tocar mis manos.

Tal vez nos conocimos de una forma carnal y confusa, pero lo que no sabes es que te seguiré queriendo... aunque tal vez nunca me quites la camisa.

17 ago. 2015

Hablemos de pasiones

Otra más, mujer de pasiones
de esas que por las noches vi-sua-li-zan constantemente las ilusiones en los parpados cerrados
de las que respiran intenso
y se les eriza cada vello de la piel
Je vais faire l'amour à idées
Hasta sin sentido quedar extasiada del apretado corazón
del sentimiento
del pecho presionado
del desahogo, orgasmo o como quieras llamarle
al hormigueo que recorre la conciencia
y le da sentido...

Aunque, punto y aparte.

You're not my passion anymore.

7 abr. 2015

Consecuencias

Ámame
de forma tal
que cuando te sienta
olvide mi nombre
olvide mas bien
Todo aquello que he aprendido con los años
y me reinventes de nuevo
a tu manera
a la medida exacta de tus condiciones
Sin mas, y entonces
aprenderé tu mismo idioma
tendré la talla que supongas
haré los gestos que imagines
nombrame según tu melodía
Ámame
aunque eso implique
bajo cualquier circunstancia
No-ser-yo.


1 abr. 2015

¿A las cuantas lagrimas
los ojos hacen paro
y deciden cerrar hasta que
pase
el tormento que
no los deja mirar?
"Te doy tu espacio"
Si mi espacio es sinónimo de tu cuerpo
Mi espacio es tu cuerpo. Es el lugar donde por fin podré ser libre.

17 mar. 2015

Amores de Invierno




















Fuiste amor de Invierno
no de verano
No de esas pasiones que se cruzan las miradas 
en las noches de estío
Ni de esas que, sobrellevadas por el calor 
buscan el tacto 
Fuiste mas de invierno
de silencios
de prolongadas horas caminando en la noche
señalándome la luna
acogiéndome del frío

De miradas cortas y ojos rebeldes
de amores escondidos

No fuiste amor de Verano
mas de invierno
de evitar los encuentros acalorados 
en las estaciones del tren
de tus manos querer huir de las mías 
antes las miradas furtivas

Fuiste amor de tres meses
de una nostálgica etapa del año
que como el invierno
huyó al asomo de la primera flor de primavera. 


18 ene. 2015

Me pregunto aveces por qué discutimos,
Cuando podríamos estar contándonos infinitamente los lunares.